PANAMÁ Y EL RETROCESO EN LA NORMALIZACIÓN COMERCIAL

Hay muchos intereses comerciales reales

La república de Panamá dejó de ser un paraíso fiscal para el Reino de España el 25 de julio de 2011, cuando entró en vigor el Convenio entre el Reino de España y la República de Panamá para evitar la doble imposición en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio y prevenir la evasión fiscal, hecho en Madrid el 7 de octubre de 2010.

Los convenios para evitar la doble imposición (CDI), son instrumentos fundamentales en orden a promover las inversiones exteriores, al dotar de seguridad jurídica a los inversores y reducir la fiscalidad de dichas inversiones; Por su parte, los acuerdos de intercambio de información entre las Administraciones fiscales de los Estados son elementos clave para prevenir el fraude y la evasión fiscal.

Como el propio nombre del documento indica, se trata, además de favorecer las relaciones comerciales, de regular, atajar y prevenir la evasión fiscal “entre” (aunque sólo sea realmente en un sentido) España y la república de Panamá. Esta evasión fiscal se persigue fundamentalmente a través del acuerdo de “Intercambio de información” previsto en el artículo 26 del Convenio así como desarrollado en el punto IX, en relación al artículo 26,  del protocolo que, así mismo, forma parte del Convenio.

ARTÍCULO 26

Intercambio de información

1. Las autoridades competentes de los Estados contratantes intercambiarán la información que previsiblemente pueda resultar de interés para aplicar lo dispuesto en el presente Convenio, o para la administración o la aplicación del Derecho interno relativo a los impuestos de toda naturaleza o denominación exigibles por los Estados contratantes, sus subdivisiones políticas o entidades locales, en la medida en que la imposición así exigida no sea contraria al Convenio. El intercambio de información no está limitado por los artículos 1 y 2. (…)

Según datos de la Secretaría de Estado de Comercio de España, en 2015 las exportaciones a Panamá alcanzaron los €379,4 millones, un 10% menos que en 2014. Los sectores que más destacan por su peso en los últimos años son: barcos y embarcaciones; máquinas y aparatos mecánicos; aceites esenciales (perfumería); aparatos y material eléctrico; manufacturas de fundición y acero; productos farmacéuticos. Nuestras exportaciones a Panamá representaron en 2015 el 7% del total de las exportaciones españolas a América Central y casi un 3% del total exportado a Iberoamérica. En el año 2014 el mercado panameño se posicionaba en el puesto 60 en el ranking de países de destino de las exportaciones españolas, descendiendo a la posición 63 en 2015.

Texto íntegro publicado en el BOE: http://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2011-11425


Noticias