La Retribución de los socios y administradores. Nuevo Criterio de la AEAT

Se trata de uno de los temas fiscales de mayor relevancia en los últimos meses y particularmente desde la aprobación de la última reforma fiscal en noviembre de 2014.

La Ley 26/2014 de 27 de noviembre, por la que se modifican la Ley 35/2006 del IRPF, ha modificado el artículo 27.1 de esta ley con vigencia desde enero de 2015:

“(…) No obstante, tratándose de rendimientos obtenidos por el contribuyente procedentes de una entidad en cuyo capital participe derivados de la realización de actividades incluidas en la Sección Segunda de las Tarifas del Impuesto sobre Actividades Económicas, aprobadas por el Real Decreto Legislativo 1175/1990, de 28 de septiembre, tendrán esta consideración cuando el contribuyente esté incluido, a tal efecto, en el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos (…)”

Tanta es la controversia que la Dirección General de Tributos ha tenido que emitir con fecha 13 de abril de 2015 dos consultas vinculantes (V1148-15 y la V1147-15) para aclarar (o intentarlo) el asunto. Como conclusión (dentro de la amplia casuística) podríamos dar la siguiente: la remuneración del trabajo del socio (único o mayoritario), administrador y autónomo, será considerado a efectos de IRPF como rendimiento de actividad económica; por su parte, a efectos de IVA, resumidamente, mientras los medios productivos pertenezcan y sean gestionados por la sociedad, estas operaciones quedarán no sujetas por lo que no habrá que facturar ni repercutir IVA.


Noticias